1 oct. 2012

Periplo XVII Bestiario





El Minotauro crece solo, arrebatado de los cálidos besos de su madre,
castigado por la abominación de su cuerpo...
castigado por el pecado de su madre...
sin derecho al cariño... pero él siente.
Siente los días, las lunas, las estaciones en la fría roca...
Abandonado en el laberinto de su mente,
que es aún peor que la dura piedra.

Este mes llega Bestiario, con aportaciones fabulosas, os lo recomiendo especialmente.

4 comentarios :

  1. Tus imágenes tienen siempre calidad de sueño...
    Muy bonitas.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso y poético Ale, me encanta. :)

    ResponderEliminar
  3. Precioso Minotauro, nos lelgan sus sentimientos. Besos

    ResponderEliminar

Alejandra Fernández © 2013. Con la tecnología de Blogger.