9 ago. 2010

En casa después de Ilustratour

Este fin de semana he podido acudir a las Jornadas de Ilustratour en Valladolid.
Me ha dado mucha pena volver, como abandonar la fiesta antes de probar el pastel.El Museo del Patio Herreriano de Valladolid es el lugar perfecto para Illustratour, con una exposición permanente de arte contemporáneo maravillosa.El viernes pude tomar un primer contacto con la exposición de los trabajos realizados en los talleres de la primera semana... había trabajos geniales, muchas ideas originales y diversas técnicas... realmente eran trabajos muy profesionales.



En la exposición de Mes Petites Papiers de Rébecca Dautremer puedes ver todo el proceso de su trabajo en un vídeo... espectacular. En cada una de las obras te quedas embobado mirando cada detalle, cómo introduce su encanto, la personalidad de cada personaje... y mientras te la cruzas por el claustro del museo tan campechana sonriendo y hablando con todos.

Bueno, es difícil comentar cada momento especial de las jornadas, personalmente también hubo momentos en los que me sentí diminuta, un poco perdida y a menudo pensaba "lo que me queda aún por aprender, me falta tiempo!" pero en conjunto he llegado con la cabeza llena de energía, de buenos consejos y habiéndo charloteado con ilustradores maravillosos (que sí, que os controlo por internet y por fin os he fichado la cara).

Momentos inolvidables como el kamishibai de Satoshi Kitamura, un cuento que parecía que nos iba a comer a todos; o un dragón llamado Ernesto Alejandro dibujado con tijeras por Itsvanch, que nos enseñó a hacer cuentos-objeto en los que dibujar es lo de menos; o la charla entre Sandra López de Pencil y Sophie Blackall, que me encanta su obra y su visión de la profesión (para ver fotos os invito a ver el blog de ilustrarte).
Todos nos desvelaron sus inicios en esta complicada profesión.Yo he desarrollado mi propio resumen:
- Hay que tener paciencia, no es bueno publicar un estilo sin desarrollar porque esto condicionará tu evolución como ilustrador.
- La técnica no es tan importante. Satoishi invita a dibujar lo que se piensa no lo que se ve.
- A la hora de ilustrar un cuento no se debe contar el texto en dibujos, sino que las ilustraciones son un cuento aparte.
- Hay que simplificar, no es bueno recargar de elementos la escena, así se pierde la atención sobre lo que contamos.
- Salir, conocer profesionales, ver libros, ver exposiciones, aprender, absorver... y dibujar pero siempre disfrutando.

7 comentarios :

  1. Gracias por compartir tu alegría, Ale!

    ResponderEliminar
  2. Todo un lujo y un gran placer haberte conocido alli Ale!!! :D

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos por pasaros por aquí :)
    También fue un placer para mí Blanca, espero repetir más momentos así

    ResponderEliminar
  4. espero que disfrutases, aunque no me cabe duda de que si. bicos

    ResponderEliminar
  5. Gracias RuAn!
    Me hubiera gustado que hubierais ido, tendremos que organizar unas "Jornadas Ilustrando" en algún punto de España... estaría genial verdad? :D

    ResponderEliminar
  6. Lo cierto es que si. Ilustrando podria combertirse en una asociación cultural...a lo mejor hasta nos subencionan :D Un bico

    ResponderEliminar
  7. Gracias Alejandra!! me ha sido de mucha ayuda!! madre mía lo que nos espera en Valladolid!! qué ganas de estar allí ya!!

    un abrazo!

    ResponderEliminar

Alejandra Fernández © 2013. Con la tecnología de Blogger.